¿De qué va la Ética?

  • De lo que es bueno y de lo que es malo: lo bueno (en sentido moral)
  • De lo que debemos hacer y de lo que no debemos hacer: normas (morales)
  • De lo que esta bien y de lo que esta mal: lo correcto (en sentido moral)
  • De lo que es justo y de lo que es injusto

Ejercicio
A diario surgen noticias, debates y polémicas sobre problemas que tienen un fondo ético o moral.
Encuentra dos o tres de estas polémicas de actualidad, indicando cuál es el punto que se discute y las dos posturas que se defienden.

Y, ¿qué relación tiene la Ética con la ciudadanía?
  • ¿Qué es un ciudadano? ¿Qué es la ciudadanía? Veamos que dice el diccionario .
  • Vivir en sociedad requiere normas comunes. Algunas de esas normas tienen relación con la Ética.

¿Cuál es entonces el objetivo de esta asignatura?

¿Enseñar a los alumnos lo que es bueno y malo, justo e injusto, etc?
  • ¿Acaso no sabemos ya todos qué es bueno y qué es malo? (otra cosa es que lo hagamos). Podemos aprobar ese examen con facilidad. Comparemos con otras asignaturas.
  • ¿No hemos aprendido la moral en la familia, con los amigos? La moral se aprende como parte de la socialización
  • ¿Es el profesor de Ética mejor que los demás para enseñarnos qué es bueno y qué malo?
  • ¿Y no debe cada persona elegir o decidir qué es lo bueno por ella misma? De nuevo, comparemos con los conocimientos que enseñan en otras asignaturas.

Conclusión provisional: la asignatura de Ética no tiene como objetivo (principal) enseñar las normas y valores morales, lo que está bien, lo correcto y lo que es justo. Su objetivo principal es enseñarnos a razonar sobre lo que está bien, lo correcto y lo que es justo. Con frecuencia, encontraremos que nuestras creencias iniciales sobre estos asuntos podremos ahora apoyarlas en razones. En otras ocasiones, encontraremos razones para poner en duda algunas de nuestras creencias de partida.

Conclusión provisional: la moral se aprende y se elige. A diferencia de otros animales, los hombres no nacen sabiendo lo que es bueno, lo justo y lo que deben hacer.

¿Cómo aprendemos la moral?

Es parte de nuestra socialización, la aprendemos simplemente viviendo en sociedad.
¿Quién o qué nos la transmite?
  • Familia
  • Amigos
  • Escuela
  • Iglesia
  • Televisión
  • Etc

¿De dónde han salido las normas morales, sobre lo bueno y lo malo, lo justo y lo injusto? ¿Cuál es su base?
  • De la tradición: siempre lo hemos hecho así, es lo "lógico", lo acostumbrado, todos lo han hecho así:
external image 13792785-foto-de-la-boda-la-novia-y-el-novio-en-el-amor.jpg

  • De la religión: Dios nos lo manda y nos enseña lo bueno y lo malo:
moses1.jpg
  • Del sentido común: cualquiera que piense un poco llega a las mismas normas:
pensando.jpg

Podemos pensar que ya sabemos suficiente de moral, pero:

¿Tenemos respuesta para todos los problemas morales?

Para muchas situaciones “típicas” tenemos reglas morales claras: no robar, no matar, no mentir, etc.
Incluso cuando hay conflictos entre distintas normas morales, tenemos una jerarquía entre los valores que estas normas representan. Por ejemplo: mentir si ello es imprescindible para salvar una vida humana.

Pero hay muchas situaciones que no hemos vivido nunca y para las que no tenemos un criterio moral formado. Por ejemplo:
  1. Un amigo y un desconocido nos piden ambos ayuda; sólo podemos ayudar a uno de los dos, ¿a cuál? ¿debemos favorecer al amigo? ¿debemos ser imparciales y ayudar al que más lo necesite? ¿y echarlo a suertes?
  2. Necesitamos un coche para auxiliar a un herido, pero el único disponible es el de un vecino que no está en casa ¿está robar permitido en este caso? ¿o cogerlo "prestado"? Y si no tenemos el carnet de conducir ¿podemos coger un coche y llevar en él al herido?
  3. El uso de un arma de destrucción masiva asegura el final de una guerra, ¿esta permitido usarla en este caso? El presidente de EE.UU. Harry Truman se enfrentó al dilema de usar la bomba atómica y acabar la segunda guerra mundial, o no usarla y derrotar al enemigo por medios convencionales.

Dilemas morales

Las situaciones 1. 2. y 3. son situaciones de dilema moral. Un dilema moral es una situación en la que tenemos que elegir entre dos alternativas y no somos capaces de elegir por mucho que lo pensamos, o si elegimos, nos quedan dudas de si hemos elegido lo correcto o lo mejor.
Hay dilemas de varios tipos. Cada una de las tres situaciones anteriores es un ejemplo de un tipo de dilema:
  1. Dilema entre dos alternativas, ambas son buenas, tienen buenas consecuencias, pero sólo podemos elegir una de ellas, ¿cuál elegir? ¿cuál es la mejor?
  2. Dilema entre hacer algo malo, pero que puede tener buenas consecuencias, o bien hacer algo bueno pero que puede tener malas consecuencias. ¿compensa el mal inicial al bien posterior? ¿compensa el bien inicial el mal posterior?
  3. Dilema entre dos males, ¿cuál es el mal menor?

Ejercicio: Hay muchos dilemas morales. En esta página se recogen bastantes dilemas. De todos ellos estudia los siguientes:
  • El dilema de Heinz
  • El bombardeo de Coventry
  • El caso de Vincent Humbert
Y a continuación razona:
  1. ¿En cuál de los tres tipos de dilema pondrías a cada uno de ellos?
  2. En cada dilema ¿qué alternativa eligirías tú? ¿Por qué?

¿Estamos de acuerdo en temas morales?

Otro problema que surge enseguida es que hay distintas opiniones sobre cuestiones morales. No es ninguna sorpresa. Si aprendemos la moral siguiendo lo que nos dicen, lo que vemos, lo que nos parece mejor, o nuestras creencias religiosas, no es extraño que distintas personas tengan distintas opiniones:
  • Personas de distintas culturas
  • Personas de distintas religiones
  • Personas de distintos lugares, distintas edades, distintos trabajos, distintos niveles sociales, distintos...

Y ¿qué podemos hacer cuando no estamos de acuerdo? La Ética propone que razonemos, discutamos y tratemos de llegar a un acuerdo aunque no tengamos ni la misma cultura, ni la misma religión, ni la misma edad, ni la misma ...

Una posible solución: La Regla de Oro


Es verdad que nuestras normas morales no cubren todos los casos que puedan ocurrirnos. Por ejemplo, no esperamos que los Diez Mandamientos nos digan si debemos donar nuestros órganos, si debemos oponernos a las corridas de toros o si es mejor afiliarse a Greenpeace o a Cruz Roja.
También es verdad que gente de diversas culturas y religiones tiene distintas ideas de lo bueno y lo malo.
Pero quizá haya una norma moral muy general que resuelva ambos problemas:
  • Por ser muy general, es aplicable a casos muy distintos, incluso a casos que no hemos previsto inicialmente.
  • Por ser muy general, gente muy distinta está de acuerdo con ella, de modo que en el fondo estaremos todos de acuerdo.

Esta norma muy general es La Regla de Oro, y con unas u otras palabras está presente en muchas religiones:
ReglaDeOro.jpg

¿Nos ayuda la Regla de Oro a decidir en situaciones como las que hemos puesto antes?

  1. Tanto el amigo como el desconocido quieren se ayudados, como lo querríamos nosotros si nos ponemos en el lugar de cualquiera de los dos. La regla de oro no resuelve a cuál de ellos debemos ayudar.
  2. Si nos ponemos en lugar del herido, la regla nos dice que debemos robar el coche, o conducirlo sin carnet. Si nos ponemos en el lugar del dueño del coche, ¿querríamos que nos lo robasen para auxiliar a un herido?
  3. Si nos ponemos en el lugar de los soldados que morirán para acabar con la guerra por medios convencionales, ¿querríamos morir a cambio de que no muriesen otras personas que, aunque son civiles, son nuestros enemigos? Y si nos ponemos en el lugar de estos civiles ¿querríamos morir?

La regla de oro no resuelve nuestras dudas y, en definitiva, depende de quién aplique la regla así hará una cosa u otra. Porque lo que la regla de oro dice es que trates a los demás como te gustaría que tratasen a ti, no como les gustaría que les traten a ellos.
Imaginemos estar muy enfermos y pedir al médico que deje de mantenernos con vida artificialmente. El médico, aplicando la regla de oro, decidirá desconectarnos de las máquinas o mantenernos con vida artificialmente según lo que él desee para él mismo. ¿Pero, y si lo que él quiere no es lo mismo que lo que nosotros le pedimos?
Si lo pensamos, la regla de oro es una regla tan difundida y aceptada en tantas culturas porque, en el fondo, lo que nos dice es que tenemos razón en hacer lo que hacemos, que nuestras ideas morales son las correctas y que estamos justificados en tratar a los demás (a personas de otras culturas) según nos parezca a nosotros: es una regla etnocéntrica. ¿Qué es el etnocentrismo?

Y aún hay otro problema: supongamos (aunque no sea así) que la Regla de Oro resolviera todos nuestros problemas. ¿Cómo convenceríamos a alguien de que él también debería seguirla? ¿Y si él no quiere tratar a los demás como el gustaría que le tratasen a él? ¿Y si piensa que no hay que tratar a los demás como él se trataría a sí mismo? Algunas personas piensan que no todos los hombres merecen el mismo trato: piensan que podemos tratar a unos mejor que a otros. ¿Cómo podemos convencerle de su error?
Además de tener una regla, necesitamos tener razones para seguirla, razones que puedan convencer a otros a que la sigan también; no podemos seguirla ciegamente.

¿Tantos problemas morales hay?

Además de conflictos o dilemas individuales, también hay conflictos morales en la sociedad, entre personas que discrepan sobre lo que esta bien y mal en temas como:
  • Experimentación con animales
  • Adopción de hijos por parejas homosexuales
  • Crueldad con los animales en fiestas populares
  • Aplicación de la pena de muerte y de la tortura
  • Derecho a una muerte digna (eutanasia) y al suicidio
  • Tolerancia y aceptación de personas pertenecientes a otras culturas

Distintas culturas discrepan entre sí sobre lo que es bueno y lo que está bien o mal:

  • Subordinación de la mujer al hombre (padre, marido, hermano)
  • Preponderancia del honor (buen nombre) sobre otros valores
  • Arreglo de matrimonios entre familias

Y por último, dentro de una misma cultura las opiniones morales cambian con el tiempo:
  • Esclavitud humana
  • Malos tratos a mujeres y niños
  • Respeto por la naturaleza
  • Derechos de los animales

Además, los cambios de opinión en temas morales no pueden considerarse siempre buenos o beneficiosos. Ha habido retrocesos:
  • Derecho a una muerte digna: presente en la cultura greco-latina, luego eliminado por influencia del cristianismo y que ahora vuelve a apreciarse.
  • Respeto por la naturaleza: presente en otras culturas y apenas arraigado en la nuestra.

Conclusiones

  1. El conocimiento “intuitivo” que tenemos de los valores y las normas morales no es tan completo y preciso como pudiéramos pensar en un principio. Fácilmente podemos encontrarnos en situaciones en las que no sabemos qué debemos hacer o qué es más correcto hacer.
  2. Las normas morales generalmente aceptadas como la “regla de oro” no resuelven nuestras dudas y cada persona puede interpretarla según lo que considere bueno.
  3. No hay consenso o acuerdo sobre muchas cuestiones morales, ni dentro de nuestra sociedad, ni cuando comparamos distintas sociedades.
  4. La moral no es fija sino que cambia; qué consideramos bueno o justo hoy no es lo mismo que lo se consideraba bueno y justo siglos o sólo años atrás.

Objetivos

A la vista de estas conclusiones, los objetivos del curso de un curso de Ética son:
  • Aclarar y profundizar en nuestro conocimiento moral intuitivo. Para ello analizaremos los conceptos básicos de la Ética.
  • Tratar de encontrar fundamentos más sólidos que la “regla de oro” para nuestra moral. Para ello estudiaremos distintas teorías éticas.
  • Comprender las diferencias de opinión en asuntos morales entre distintas culturas. Para ello estudiaremos la relación entre moral y cultura y los Derechos Humanos como fundamento para el respeto entre todas las culturas.
  • Entender mejor y tratar de clarificar los problemas morales de nuestra sociedad. Para ello profundizaremos y discutiremos las distintas opiniones sobre estos problemas.

Ejercicio: Lectura 1