Sentidos de "bueno"

Según hemos leído, la Ética está relacionada (aún no sabemos exactamente cómo) con lo que nos conviene. Los seres humanos carecemos de instintos que nos guíen hacia lo que es bueno para nosotros, tenemos que descubrirlo nosotros mismos o aprenderlo de otros.

¿Qué es bueno para nosotros? Muchas cosas, y depende de qué estemos queriendo decir con "bueno". Una manera de aclararnos es analizar los significados de la palabra "bueno".

Bueno es una palabra polisémica

La palabra "bueno" tiene varios significados.
En las siguientes oraciones el adjetivo “bueno” se usa con distintos significados:

a.“Necesito un buen cuchillo para poder cortar este jamón”
b.“Estas cerezas están muy buenas
c.“Escucha este grupo, hace buena música”
d.“Siempre me ha gustado llevar un buen perfume”
e.“Una buena linterna alumbra con intensidad”
f.“Estuve con gripe pero ya estoy bueno
g.“Mira, ese es un buen cuadro”
h.“José tiene fama de ser buena persona”
i.“No tiene ganas de hacer nada porque no se encuentra bien
j. “Al ceder tu asiento a aquella anciana hiciste algo bueno

Ejercicio. Emparejar estos 10 ejemplos según el significado que en ellos tiene “bueno”, de forma que en cada una de las 5 parejas resultantes “bueno” signifique lo mismo. A continuación, trata de dar una definición de cada uno de estos cinco sentidos de bueno.

Cinco sentidos de bueno

1.Bueno como útil. Algo es bueno si cumple adecuadamente la función para la que lo vamos a emplear. Aplicado paradigmáticamente a herramientas, pero también a cualquier objeto que nos sirva para algo.
2.Bueno como agradable. Algo es bueno si nos agrada, si nos gusta. Aplicado paradigmáticamente a lo que nos produce placer sensible.
3.Bueno como bien hecho, bello. Algo es bueno si nos parece bello o bonito. Aplicado paradigmáticamente a las obras de arte.
4.Bueno como sano o como saludable (“un buen clima”, “una buena medicina”). Aplicado a todo aquello que nos sienta bien, y a los seres vivos cuando están bien.
5.Bueno en sentido moral. Aplicado a personas que nos parecen admirables. También se aplica a acciones hechas por estas personas cuando nos parecen correctas o que tienen mérito.

Ejercicio. Relacionar cada una de estos cinco sentidos de bueno con los diez ejemplos anteriores.

Un mismo objeto ser bueno en más de un sentido. Ejemplos:
  • Un cuchillo puede ser bueno cortar bien, por ser útil. Pero también puede ser bueno por ser bonito, bello.
  • Una fruta es saludable y también agradable e incluso por ser bonita, llamativa
  • Un camión es útil para el transporte y también es bonito.
  • Una persona es bella y también buena persona.
  • Un perro es bonito, bello, también útil, también son buenos (por ser leales o valientes).

Una misma acción puede ser buena en más de un sentido.
  • Una operación puede ser útil para el paciente y una buena acción (si se hace por generosidad, p. ej.)
  • Una actuación (musical) puede ser bonita (bella) y ser una buena acción (concierto solidario)

Ejercicio: buscar acciones que podamos llamar "buenas" en dos o hasta tres sentidos de la palabra "bueno".

Y por cada uno de los cinco sentidos de "bueno", tenemos su opuesto: "malo" como:
  1. Inútil
  2. Desagradable
  3. Mal hecho, Feo
  4. Insalubre, que produce enfermedad
  5. Inmoral
Ejercicio: buscar objetos y acciones malas en cada uno de estos cinco sentidos.
Discusión: ¿Lo que es bueno para mí lo es también para los demás o cada persona tiene su propio sentido de la bondad? Responder a esta pregunta considerando cada uno de los cinco sentidos de bueno analizados.

Lo valioso: el concepto de valor

¿Por qué algo es bueno (para alguien)? ¿En qué reside la bondad de algo o de alguien?
Veremos que contestar estas preguntas nos permite definir el concepto de valor, que es paralelo al concepto de bien.

Dos ejemplos

  • “Si quieres cortar jamón, este es un buen cuchillo”
  • “Si necesitas una luz intensa, esta es una buena linterna”

¿Son este cuchillo o esta linterna las únicas de su clase que pueden ser buenas? No, cualquier cuchillo afilado o cualquier linterna que alumbre intensamente serían igualmente buenos. Son buenos porque cortan o alumbran. Si el cuchillo no estuviera afilado, no sería valioso. El alumbrar uniformemente hace valiosa a la linterna.
Así pues, el cuchillo es bueno porque está afilado, en esta característica reside su valor. Si no estuviera afilado, no sería valioso.
Del mismo modo, la linterna es buena porque ilumina con intensidad, en esta característica reside su valor.

Ejercicio: buscar las características que hacen valiosas al resto de cosas buenas de los ejemplos anteriores.

Definición y tipos de valores

A las cualidades que poseen los buenos objetos las llamamos valores. Es importante entender que los valores no son cosas (objetos), sino cualidades que poseen las cosas.
  • Los valores son cualidades o propiedades que tienen (o están) en cosas, acciones o personas. Las cosas, las acciones y las personas tienen muchas características: altura, peso, precio, lugar de nacimiento, etc. Pues bien, de todas ellas, las que hacen valiosa (buena) son a las que llamamos valores.
  • Los valores existen en tanto que están presentes en las cosas valiosas, no existen por sí mismos (no son sustantivos) sino que son características de otros (son adjetivos).
  • Sin embargo, hablamos de ellos como si fuesen entidades sustantivas para así referirnos de modo general a aquello que de valioso hay en algo sin tener el resto de características del objeto: abstracción (eliminación) de todo lo que no es lo valioso del objeto.

Aquello por lo que una cosa, acción o persona es buena es a lo que llamamos el valor de la cosa, acción o persona. Algo es bueno (o valioso) porque tiene un valor (para alguien) de alguno de estos tipos:

  1. Valores útiles. Cortar fácilmente objetos duros, alumbrar intensamente, transportar mercancías rápidamente, etc.
  2. Valores placenteros (o agradables). Tener un sabor dulce, un olor fresco, un tacto suave, etc.
  3. Valores saludables. Tener muchas vitaminas, carecer de grasas, estar en forma, etc.
  4. Valores estéticos. Tener formas proporcionadas, combinar el color y la forma o los sonidos de forma armónica, etc.
  5. Valores morales. Dar a cada cual lo que merece, respetar lo prometido, ayudar a quien lo necesita, etc.

Ejercicio. Encontrar en la publicidad ejemplos de anuncios que basen el reclamo del producto anunciado en cada uno de estos cinco tipos de valores. Identificar dentro de la categoría general de valor a la que pertenece (p.ej. útil) el valor concreto en que se basa el anuncio (p. ej. en un anuncio de coche, el bajo consumo de combustible).
Ejercicio. ¿Hay productos que cuestan (valor económico) más de lo que valen (valor útil, placentero o saludable? ¿Hay productos que valen menos de lo que cuestan? Reflexiona con algunos ejemplos las causas de estos dos casos.

El concepto de disvalor

Las cosas son buenas porque tienen valor (como útiles, placenteras, etc.), decimos que son valiosas. También decimos de las cosas valiosas que son bienes. Son bienes en sentido económico (otros pagarían por tenerlos, “declaración de bienes”) pero más generalmente, son bienes porque nos gustaría tenerlos o disfrutarlos.
Al igual que para sentido de bueno tenemos su correspondiente sentido de malo, para cada tipo de valor encontramos su clase contraria u opuesta: lo inútil, lo desagradable, lo feo, lo insalubre, lo inmoral. Y dentro de cada clase, los valores individuales que la forman tienen valores contrarios u opuestos: lo que corta mal, lo que sabe mal, lo injusto, etc. A estos los llamamos disvalores (o anti-valores o contra-valores).

Elementos objetivos y subjetivos

Para que un cuchillo o una linterna sean útiles, se requieren dos condiciones:
  • Ser necesarios a alguien
  • Cumplir bien su función: que el cuchillo corte o que la linterna alumbre

En el caso de las cosas buenas por ser agradables, se requiere que:
  • Tengan ciertas cualidades sensoriales (dulces o sabrosas, de vivos colores, etc.)
  • Esas cualidades sean de nuestro agrado.

En el caso de las cosas bellas, de igual modo se requiere que:
  • Tengan ciertas características (proporción en las formas, armonía, etc.)
  • Esas características sean apreciadas por quien las contempla.

Y en el caso de las cosas sanas pasa igual, se requiere que:
  • Tengan ciertas características (composición química, ausencia de contaminantes, etc.)
  • Esas características sienten bien a quien las toma.

Del mismo modo, en el caso de las acciones o personas que consideramos buenas en sentido moral, se requiere que:
  • Las acciones o las personas tengan ciertas características (sean de ayuda a otros, respeten a los demás, mantengan la paz, etc.)
  • Esas características estén de acuerdo con la moral de quien las juzga.

En general, la bondad de algo (o alguien) depende de dos factores:
  1. Cómo sea la cosa (o la acción o la persona) que consideramos buena.
  2. Cómo sea la persona que juzga esa cosa (o esa acción o esa persona), lo que ella necesite, guste o aprecie.

El primero es un factor objetivo, pues está en el objeto. No depende de quien lo juzgue sino solamente de cómo sea la cosa, acción o persona.

El segundo es un factor subjetivo, pues está en el sujeto. Depende de lo que necesitemos, nos guste, nos parezca bello, nos siente bien o nos parezca que debe hacerse. Según sea el sujeto, así considerará que algo tiene valor o que no lo tiene.

Ejercicio: en cada uno de los ejemplos de publicidad del ejercicio anterior, señalar el elemento objetivo y el elemento subjetivo del valor del objeto anunciado.

Ejercicio: lee este artículo y a continuación reflexiona:
  1. ¿Cuáles son los valores de la ilustración, los llamados "valores occidentales"?
  2. ¿Cambian los valores de la sociedad? ¿Cambian a mejor?
  3. ¿Eres optimista o pesimista respecto al futuro? ¿De qué factores depende tu opinión?